Gafas Graduadas

Te ayudamos a elegir TU gafa.

Cuando nos compramos un jersey o una chaqueta, nos detenemos en detalles como la talla o el material de fabricación, pero fundamentalmente nos fijamos en un aspecto: ¿nos sentará bien?

Las gafas son productos sanitarios con una finalidad correctora, pero sin ninguna duda, también funciona como accesorios de moda que aumentan nuestro atractivo. Debido a esta vertiente estética y a que se suelen llevar puestas casi a diario, conviene escoger las monturas con mucho más cuidado y atención que una simple prenda de ropa. El asesoramiento de un óptico optometrista nos garantizará que estamos realizando al elección adecuada.


¿CÓMO ACERTAR?

En líneas generales, podemos dividir las monturas en tres categorías, que se comportan de forma diferente en el rostro:
  • La montura completa, aquella que enmarca completamente las lentes, resalta los ojos
  • La media montura, en la que las lentes quedan al aire en alguno de sus lados, destaca la parte superior de la cara
  • Las lentes orgánicas al aire, que se sujetan directamente a las varillas, restan protagonismo a la frente
A la hora de elegir las gafas que mejor nos sientan, debemos regirnos por dos principios:
  • Contraste. Las monturas más atractivas son las que contrastan suavemente con la forma de nuestra cara y facciones. Por ejemplo, los diseños angulares disminuyen la redondez del rostro, mientras que las gafas redondas exageran precisamente ese rasgo.
  • Proporción y equilibrio. El tamaño de la montura debe estar en escala con el rostro, sacando el máximo partido a tus rasgos.
Por lo tanto, resulta muy difícil que un modelo de gafas le siente bien a todas las personas, ya que cada rostro particular parecerá más atractivo con unas monturas que con otras. Para ayudarnos en esta difícil elección, la clave es tener en cuanta la forma de nuestra cara, que normalmente, se puede agrupar en alguno de los siguientes patrones básicos: redondo, cuadrado, rectangular y triangular (invertido o no invertido, es decir, con la base hacia arriba o hacia abajo), en forma de diamante u oval.

Piensa a qué forma se asemeja más tu rostro, déjate aconsejar por tu óptico optometrista y verás que te llevas las gafas que mejor te sientan.

CUATRO REGLAS BÁSICAS: Cuando te pruebes unas gafas, asegúrate de que:

  • La parte superior de las monturas no quede más alta que la línea de las cejas.
  • El borde inferior no toque los pómulos.
  • El tamaño de la montura guarde proporción: si tienes una cara pequeña, no elijas gafas grandes.
  • Las monturas no sobrepasen el ancho total de nuestro rostro, es decir, no sobresalgan respecto a las sienes.


SI TU ROSTRO ES…



 
Redondo
  • Objetivo: Estrechar y alargar el rostro
  • Apostar por:
    • Formas estrechas, horizontales o rectangulares, que alargan y adelgazan la cara
    • Un puente transparente para espaciar los ojos
    • Monturas cuyo diseño se “orienta” hacia arriba para llamar la atención sobre la parte superior del rostro
    • Formas rectangulares y geométricas, que acentúan los rasgos faciales
    • Varillas que se unen a la mitad superior de la montura para añadir longitud
    • Echa un vistazo a las monturas de estilo “mariposa”
  • Evitar
    • Gafas pequeñas que no guardan la proporción
    • Monturas cortas, que acentúan la longitud del rostro

 
 
Cuadrado
  • Objetivo: Suavizar y alargar el rostro
  • Apostar por:
    • Monturas estrechas
    • Diseños ovales o redondos
    • Varillas que ocupan una posición central o se conectan a la parte superior de la montura
    • Echa un vistazo a las monturas ovaladas, cualquiera de estas te sentará bien
  • Evitar
    • Formas geométricas o cuadradas, que acentúan los ángulos de la cara
    • Varillas que se unen a la montura en una posición baja
    • Colores que enfatizan la zona inferior, resaltando la barbilla

 
 
Rectangular
  • Objetivo: Suavizar y acortar un rostro largo y angular
  • Apostar por:
    • Monturas altas, con la parte superior acentuada o con varillas decoradas, que disminuyen la sensación de longitud de la cara
    • Diseños que acentúen la profundidad más que la anchura
    • Un puente bajo que acorte la nariz
    • Las monturas estilo “wayfarer” te sentarán estupendamente
  • Evitar
    • Diseños que enfaticen la longitud
    • Monturas pequeñas que no guardan la proporción
 
 
Oval
  • Objetivo: Mantener su equilibrio y proporcionalidad. A este tipo de rostro, considerado el ideal, le sienta bien casi cualquier montura
  • Apostar por:
    • Monturas que estén en proporción con la parte más ancha del rostro
    • Diseños con forma de nuez, ni demasiado anchos ni demasiado estrechos
    • Formas cuadradas, rectangulares y geométricas, que añaden ángulos a las siluetas curvas”
  • Evitar
    • Monturas que resulten demasiado grandes para los rasgos faciales
 
 
Diamante
  • Objetivo: Enfatizar los pómulos y los ojos para que parezca que están más elevados
  • Apostar por:
    • Motivos decorativos o líneas llamativas en la parte superior
    • Lentes orgánicas con monturas al aire, que no restan protagonismo a las facciones
    • Formas ovaladas o de estilo mariposa, que resaltan los pómulos manteniendo el equilibrio del rostro
  • Evitar
    • Monturas estrechas que enfatizan la línea de los ojos

 
 
Triángulo invertido o con forma de corazón
  • Objetivo: Minimizar la anchura del mentón y enfatizar la posición del ojo en la parte superior del rostro
  • Apostar por:
    • Monturas más anchas en la parte inferior o cuyo diseño acentúe esa parte
    • Colores y materiales más suaves
    • Formas redondeadas y estrechas que suavicen la frente
    • Lentes orgánicas con monturas al aire
    • Varillas situadas lo más bajo posible
  • Evitar
    • Diseños o varillas con elementos decorativos que enfaticen la parte superior y focalicen la atención hacia arriba

 
 
Triángulo
  • Objetivo: Minimizar la anchura del mentón y enfatizar la posición del ojo en la parte superior del rostro
  • Apostar por:
    • Formas que se abran hacia las mejillas
    • Medias monturas o monturas completas que acentúen la mitad superior de la cara, contrarrestando la anchura de la mandíbula
    • Diseños cuya parte inferior presente un ángulo hacia dentro
    • Colores fuertes o motivos decorativos en la parte superior
    • Formas de “mariposa“
  • Evitar
    • Varillas que se sitúen en la parte inferior y que resalten la anchura de la mandíbula
    • Monturas estrechas que no resulten proporcionadas

 

No esperes más y revisa tu vista

PEDIR CITA