Cómo ponerse las lentillas
Cómo ponerse las lentillas
31/08/2020

El tabaquismo y sus efectos nocivos sobre la visión

El tabaquismo y la visión

En unos días, concretamente el próximo día 31 de mayo, se celebra Día Mundial Sin Tabaco. Todos conocemos los efectos nocivos que tiene el tabaco sobre nuestro organismo: el humo del tabaco contiene más de siete mil sustancias químicas que dañan gravemente los pulmones, nos provocan dependencia e incrementan nuestra posibilidad de padecer cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer, enfermedades cerebrovasculares y cardiovasculares, y afectar a otros aspectos fundamentales de nuestra salud, como la visión, siendo la adicción al tabaco un factor de riesgo en problemas visuales y determinadas enfermedades oculares.

Patologías oftalmológicas relacionadas con el consumo de tabaco

Entre las enfermedades oftalmológicas directamente relacionadas con el consumo habitual de tabaco podemos encontrar:

DMAE o degeneración macular asociada a la edad

Esta enfermedad degenerativa afecta a la mácula y causa un empobrecimiento progresivo de la visión central. La mácula es una pequeña área responsable de que, tanto de cerca o como lejos, nuestra visión sea nítida y se encuentra en el centro de la retina. En España afecta alrededor del 13% de las personas mayores de 65 años, pero el tabaco marca la diferencia, pues las personas que fuman con regularidad tienen 5 veces más riesgo de padecerla que los no fumadores.

Cataratas

Las cataratas son la primera causa más frecuente de ceguera reversible en el mundo. La pérdida de visión, en este caso es debida a la pérdida de transparencia del cristalino. Cuando fumamos aceleramos el proceso de oxidación, además de acumular distintas substancias químicas nocivas en el cristalino, afectando directamente nuestra visión y potenciando la probabilidad de que las cataratas aparezcan.

Glaucoma

Se trata de una patología grave que constituye, además, la segunda causa de ceguera más frecuente. Es una enfermedad irreversible y crónica del nervio óptico que puede aparecer por diferentes y en la que, la presión intraocular (PIO) elevada constituye un importante factor de riesgo. El consumo de tabaco aumenta la presión intraocular y afecta a los mecanismos de drenaje del humor acuoso, siendo un factor determinante a la hora de que esta patología aparezca.

Síndrome de ojo seco

El ojo seco se manifiesta por lo general por la presencia de baja cantidad de lágrima o exceso de evaporación de la misma, provocando con ello irritación, enrojecimiento ocular, híper sensibilidad a la luz, visión borrosa y otros síntomas de incomodidad visual. Esta afección es hasta dos veces más habitual en fumadores que en aquellas personas que no fuman.

Oftalmopatía tiroidea

Es una enfermedad inflamatoria de carácter autoinmune que afecta a la glándula tiroidea.

En el caso de esta patología, el sistema inmune afecta a los tejidos y estructuras situados alrededor de los ojos, como la grasa orbitaria, los párpados, o los músculos encargados del movimiento de los ojos. Una de las complicaciones más graves que puedes presentarse por esta enfermedad es la pérdida de visión al comprimirse los músculos del nervio óptico. El consumo de tabaco empeora el pronóstico de esta patología y también la respuesta a los tratamientos.

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética constituye una de las complicaciones más habituales de la diabetes mellitus y afecta negativamente al funcionamiento de la retina, deteriorando los vasos existentes en la misma y pudiendo llegar a ocluirlos o dilatarlos provocando el escape de fluido y causando con ello una disminución severa de la visión que, en los casos más graves, puede conducir a la ceguera.

El tabaquismo tiene incidencia directa sobre la salud circulatoria y en concreto, su consumo, perjudica directamente la circulación de los vasos de la retina, siendo un factor de riesgo importante y agravando las posibles complicaciones de esta enfermedad.

Fumar durante el embarazo

El consumo de tabaco durante el embarazo incrementa el riesgo de estrabismo, así como otras enfermedades de la retina en el recién nacido como la formación defectuosa del nervio óptico o la retinopatía del prematuro, ambas, enfermedades muy graves que pueden causar ceguera irreversible.

En Multivisión somos especialistas en cuidar de la salud de tus ojos, por ello, te recomendamos que, en la medida de lo posible, evites el consumo de tabaco y que, en caso necesario, busques ayuda profesional para terminar con la dependencia al mismo. Tus ojos también te lo agradecerán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *