¿Qué es la ortoqueratología?
02/03/2020
Los peligros de las gafas de sol de mercadillo
Peligros de las gafas de sol de mercadillo
13/08/2020

Cómo ha afectado el confinamiento a nuestra visión

Con la pandemia de Covid 19 y dentro del contexto de confinamiento que se impuso buscando controlar su expansión, se han visto afectados muchos ámbitos de la vida de las personas, entre ello la visión.

Las restricciones de movimiento, han disparado considerablemente el uso de las tecnologías, ya sea con fines recreativos, laborales o académicos.

Los diferentes dispositivos tecnológicos, como ordenadores, Tablet, móviles y consolas de juego, ya eran parte importante de las rutinas de vida de millones de personas, pero en estas excepcionales circunstancias, pasaron a ser centrales y a reportar un aumento en su uso nunca antes visto.

Este sería solo uno más, de los tantos cambios pasajeros y, aparentemente intrascendentes, que se han experimentado últimamente, si no fuera por el hecho de que, estar expuestos a pantallas por largos periodos de tiempo, afecta negativamente la vista, facilitando la aparición de anomalías y produce síntomas como dolores de cabeza y dolores musculares e irritación y sequedad en los ojos.

Los cambios durante el confinamiento

Las medidas de restricción de movimiento han cambiado los hábitos de funcionamiento en todos los ámbitos de la vida de las personas.

Para muchos el trabajo se trasladó a la casa, los niños y adolescentes dejaron de asistir a colegios y universidades y, toda la vida en general, quedó reducida al interior del espacio del hogar.

Estas modificaciones, significaron para muchas personas, pasar incontables horas frente a una pantalla, ya sea trabajando, estudiando o también viendo películas, series, recitales o cualquier contenido audio visual destinado al ocio.

Lo mismo ha ocurrido con la televisión, que ha pasado muchas más horas encendida que antes, transformándose en una actividad central en muchas familias.

La interacción con los amigos y seres queridos también se ha trasladado a las pantallas de los dispositivos tecnológicos y, si bien las videollamadas, han sido las forma preferida de la mayoría, para poder conectarse y mantener los afectos durante estos tiempos de aislamiento y han multiplicado su presencia, no han sido las únicas formas de relacionarnos, los mails, mensajes de WhatsApp y las diferentes redes sociales, también han sido muy demandadas, especialmente entre los más jóvenes.

Por último, podemos sumar a todo esto, el consumo de noticias e información en general, que se realiza mediante el móvil, el ordenador y la televisión, que durante el contexto del Covid 19 ha sido una de las actividades más presentes, por el interés de mantenerse informado acerca de la evolución del virus y sus últimas novedades en España y el mundo.

Toda esta actividad significa una exigencia extraordinaria para nuestro sistema visual, el cual, no es indiferente a este cambio en nuestros hábitos de vida.

Según los especialistas las consecuencias de este periodo de sobreexposición a todo tipo de pantallas, puede tener consecuencias negativas especialmente en los niños y adolescentes, manifestándose a través de diferentes dolencias, las cuales, ya están empezando a observarse. Las solicitudes de consultas oftalmológicas han visto un aumento en estas últimas semanas desde que se decretó y empezó a realizarse la desescalada.

Miopía

La miopía es una afección de la vista muy extendida hoy entre niños, adolescentes y jóvenes y se caracteriza por una dificultad para observar con claridad los objetos lejanos. Se manifiesta a través de la presencia de una visión borrosa y poco clara de los elementos que están a distancia.

En relación con el contexto actual de encierro y la miopía, los especialistas indican que, los niños y niñas, son más vulnerables a esta dolencia ya que, su sistema de visión, se encuentra aún en desarrollo y, además, presentan una menor capacidad de autorregulación en el consumo de dispositivos con pantallas. Todos los estudios concluyen que la aparición de la miopía tiene un vínculo directo con el medio de contexto visual, especialmente en este grupo etario.

Es por esto que, los especialistas, alertan que las circunstancias prácticas del confinamiento son contradictorias con los hábitos que evitan la aparición de esta anomalía, proyectando un alza de casos en niños y jóvenes, no solo en España, sino a nivel mundial. Esta tendencia es aún más preocupante al saber que la presencia de miopía en edad adulta está relacionada con otras enfermedades oculares como el glaucoma, las cataratas y las lesiones en la retina.

Fatiga Visual

Esta dolencia se entiende como una deficiencia visual subjetiva que se traduce en una incomodidad en la vista, originada especialmente después de una prolongada utilización de la visión próxima más conocida como vista “de cerca”.

Síntomas más comunes de fatiga visual

Sequedad en los ojos

Está comprobado que cuando una persona utiliza su visión próxima su porcentaje de parpadeos disminuye a un tercio de lo habitual, facilitando con este comportamiento, la sequedad en los ojos. Como ya hemos advertido anteriormente durante estos meses de encierro las horas pasadas frente a una pantalla han aumentado considerablemente lo que, ha ocasionado una mayor presencia de esta dolencia, manifestándose las molestias con diferentes niveles de intensidad.

Trastornos a la visión estereoscópica o binocular

Cuando hablamos de visión binocular nos referimos a la capacidad para integrar la mirada de los dos ojos en una sola imagen. Esta es una tarea que involucra las capacidades de convergencia y de acomodación, que son las que nos ayudan a enfocar los objetos que se encuentran a diferentes distancias en nuestro campo visual. Cuando estas capacidades están desequilibradas con las necesidades de visión próxima, se presentan síntomas de malestar como dolores de cabeza, escozor en los ojos y cansancio visual generalizado.

Prevención

Frente a este escenario que se muestra tan preocupante, a los especialistas, nos parece importante compartir información, con el objetivo de ayudar a promover conductas saludables para la visión y la salud en general y así prevenir la aparición de estas diferentes dolencias que afectan directamente la calidad de vida de las personas.

En este sentido, es necesario un buen uso de los dispositivos tecnológicos con pantallas, modificando las condiciones en que se utilizan y equilibrando su uso con actividades de ejercicio físico o recreativas que promuevan la interacción con otras personas y desarrollen la imaginación y la creatividad, además de ayudarnos a mirar a otras distancias para relajar el sistema de enfoque.

Con el fin de prevenir dolencias asociadas, se recomienda establecer descansos periódicos en las labores frente a cualquier tipo de pantalla, para así poder dejar descansar la vista próxima y evitar su fatiga. Un ejercicio recomendado es cada 30 minutos de trabajo descansar al menos 20 segundos utilizando la vista de lejos, los estudios dicen que de esta manera se pueden reducir los síntomas de la fatiga hasta en un 40%.

En los menores, se sugiere limitar el uso de pantallas conforme a la edad. Para niños en preescolar se recomienda limitar su uso al máximo, para niños en edad escolar entre 1 y 2 horas, para adolescentes un máximo de 2 o 3 horas diarias, esperándose siempre que su uso sea complementado con otras actividades que promuevan intereses diversos y variados.

Las pantallas deben estar en condiciones de contraste y luminosidad adecuadas y se debe evitar los reflejos de la luz solar en ella que repercutan en la visión del usuario (no sentarse de espaldas a una ventana)

La distancia del usuario con la pantalla debe ser al menos de 40 cm en el caso de móviles y Tablet y de por lo menos de 60 cm en el uso de ordenadores.

La luz ambiental del lugar donde se realiza la actividad frente a la pantalla debe ser alta, se sugiere reducir al máximo el uso de estos dispositivos en la oscuridad, ya que esto promueve la aparición de miopía.

Estas son recomendaciones que ayudaran a prevenir la aparición de síntomas y a establecer conductas y hábitos saludables especialmente en niños y adolescentes. De igual forma, es imprescindible realizar una revisión del sistema visual periódicamente, para así hallar cualquier alteración en una etapa temprana de desarrollo, facilitando su tratamiento y previniendo cualquier avance negativo significativo para la salud ocular.

Si bien, poco a poco, la vida en España está volviendo a una normalidad, es importante ser conscientes de que, los meses recién pasados, supusieron un cambio drástico que alteró muchos aspectos de la vida, no solo prácticos, sino también psicológicos y sociales. Es importante poder adoptar comportamientos que sean globalmente saludables para nuestro organismo. Nuestra visión es uno de los sentidos más importantes para nuestras relaciones personales y nuestra interacción con el mundo, por ello, es vital ser cuidadosos y responsables de ella asegurándonos así nuestro propio bienestar.

En Multivisión somos especialistas en el cuidado de la visión, por eso, si tienes cualquier duda o sientes molestias, no dudes en acudir a nuestro centro para una revisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *